Corría el año 1789, más concretamente un 26 de Agosto, cuando la Asamblea Nacional Constituyente Francesa aprobaba la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, donde se recogían derechos básicos como la vida, la libertad, la propiedad privada, la igualdad ante ley, etc. Este hecho tiene mucha resonancia,...

Corría el año 1789, más concretamente un 26 de Agosto, cuando la Asamblea Nacional Constituyente Francesa aprobaba la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, donde se recogían derechos básicos como la vida, la libertad, la propiedad privada, la igualdad ante ley, etc. Este hecho tiene mucha resonancia, pero todos estos principios ya habían sido recogidos por los norteamericanos en la Declaración de Derechos de Virginia (1776), la Declaración de Independencia de los Estados Unidos (1776) y en la Constitución Norteamericana (1787). Sin embargo, me gustaría destacar el artículo 16, y más concretamente el párrafo noveno, donde se afirma que no puede existir una constitución a menos que haya separación de poderes.

Estamos hartos –al menos yo- de oír insistentemente en los medios y a los especialistas decir que en España hay separación de poderes ¿Pero cómo va a haber separación de poderes si el poder legislativo es el que vota cuál será el gobierno? ¿Pero cómo va a haber separación de poderes si existe una bancada especial de color azul en las Cortes para el Presidente del Gobierno y su gabinete? ¿Cómo se atreven a afirmar que hay separación de poderes si el poder ejecutivo tiene voto en el parlamento? Yo no veo separación de poderes entre el ejecutivo y el legislativo si el primero emana del segundo. En lo que respecta al poder judicial, tampoco existe independencia, ya que los altos magistrados son nombrados por el Congreso de los Diputados. Hay independencia judicial en un juzgado ordinario, pero poco más. Si ya lo dijo el siniestro de Alfonso Guerra: Montesquieau ha muerto. Pues eso. En España hay separación de funciones pero no de poderes. El poder es único, y no ha habido ningún momento en la Historia de España en que no imperara eso.

Si nos ponemos a indagar en la representatividad, nos damos cuenta que es inexistente en nuestro país, ya que hay un sistema proporcional de listas cerradas. No votamos a personas si no a partidos en los que el jefe coloca en sus listas a los que mejor le han lamido el culo. La solución no pasa por las listas abiertas, sino por pequeños distritos uninominales en los que votemos a personas que conocemos y no a partidos. Yo, personalmente, no conozco quienes son los representantes de mi provincia, Toledo. Pero, amén de esto, lo que más me cabrea es saber que los partidos no son de la sociedad sino del Estado, porque viven de las subvenciones que este les da, uniéndose así al consenso socialdemócrata. Lo mismo pasa con los sindicatos ¿Cómo van a representar a los ciudadanos organizaciones que viven del estado? España no es una Democracia con separación de poderes y representatividad, es una monarquía parlamentaria de partidos estatales.

Se preguntaran ustedes si esto es un caso particular español. Ni mucho menos. En Italia o Portugal pasa lo mismo, al igual que en la rica Alemania. En estos países, hay libertades individuales, pero no hay libertad política. La única Democracia con separación de poderes, con representatividad, con un verdadero gobierno limitado, son los Estados Unidos de América. El suyo me parece el mejor sistema y, aunque es imperfecto, es el más perfecto que hemos encontrado. Reino Unido, es el parlamentarismo perfecto, ya que, pese a no existir separación entre ejecutivo, hay representatividad y los partidos son de la sociedad. En Francia, hay representatividad, pero los partidos son estatales y, si no fuese porque la Asamblea Nacional debe dar el visto bueno al gabinete que elija el presidente, habría separación de poderes.

Al afirmar que España no es una democracia, parece que estoy usando el mismo argumento que podemitas y nacionalistas, pero no es así. Ellos buscan la Democracia material, que solo ha creado hambre, miseria y totalitarismo. Yo, sin embargo, busco la Democracia Formal. Ellos, buscan la igualdad de renta, y por consiguiente, la pobreza. Yo, busco la libertad en todos sus aspectos, y esta funciona como la Historia nos enseña. Sus modelos son Marx, Bakunin, Lenin, Stalin, el Che, Chávez. Los míos son Juan de Mariana, Locke, Montesquieau, Jefferson, Lincoln, Reagan o Thatcher. Su modelo de república es el narcoestado de Venezuela. El mío, es el que explica Antonio García-Trevijano en su Teoría Pura de la República.

Con este artículo, pretendo hacer una llamada a la esperanza y a la lucha por la Libertad a aquellos liberales que han perdido la esperanza en la democracia o que se han convertido en economicistas. Los que han perdido su fe en la democracia, es entendible, ya que la mayoría creen que la democracia es lo que no es. El liberalismo democrático basado en el Gobierno Limitado funciona, pero hay que pelear por él. A los economicistas les digo que han sido totalmente absorbidos por el marxismo dándole una importancia nuclear a la economía. La economía es importantísima, y la defensa del libre mercado frente a la propaganda leninista, pero todo liberal que se precie debe defender la libertad política tanto como la económica, como hicieron los Padres Fundadores y muchos otros. El liberalismo no es sólo economía, y solo centrándose en la economía no se propagan las ideas de la libertad.

Para ir finalizando, me gustaría hacerles una propuesta referida a la terminología política ¿Por qué no nos desprendemos del término Democracia –literalmente gobierno absoluto de la mayoría- y hacemos más caso a Hayek y usamos el término Demarquía –Gobierno de la mayoría-?

Facebook
Google+
Twitter
Reddit
LinkedIn
WhatsApp