[fullwidth background_color="" background_image="" background_parallax="none" enable_mobile="no" parallax_speed="0.3" background_repeat="no-repeat" background_position="left top" video_url="" video_aspect_ratio="16:9" video_webm="" video_mp4="" video_ogv="" video_preview_image="" overlay_color="" overlay_opacity="0.5" video_mute="yes" video_loop="yes" fade="no" border_size="0px" border_color="" border_style="solid" padding_top="20" padding_bottom="20" padding_left="80px" padding_right="80px" hundred_percent="no" equal_height_columns="yes" hide_on_mobile="no" menu_anchor="" class="" id=""][fusion_text] Fuente: www.visitcopenhagen.com A pesar de los intentos de Bernie Sanders de vendernos la idea de que el...

[fullwidth background_color="" background_image="" background_parallax="none" enable_mobile="no" parallax_speed="0.3" background_repeat="no-repeat" background_position="left top" video_url="" video_aspect_ratio="16:9" video_webm="" video_mp4="" video_ogv="" video_preview_image="" overlay_color="" overlay_opacity="0.5" video_mute="yes" video_loop="yes" fade="no" border_size="0px" border_color="" border_style="solid" padding_top="20" padding_bottom="20" padding_left="80px" padding_right="80px" hundred_percent="no" equal_height_columns="yes" hide_on_mobile="no" menu_anchor="" class="" id=""][fusion_text]

Fuente: www.visitcopenhagen.com

A pesar de los intentos de Bernie Sanders de vendernos la idea de que el innegable éxito económico de Dinamarca es consecuencia directa del elefantiásico tamaño de un Estado que, según nos dicen, regula todos los recovecos de la economía nórdica, lo cierto es que la prosperidad danesa está estrechamente ligada a su alto grado de libertad económica. Basta con echar un vistazo al Índice de Libertad Económica, que publica cada año la Heritage Foundation, para constatar lo obvio: Dinamarca se halla entre los 15 países con mayor libertad económica del mundo.

Un análisis un poco más detallado de dicho índice revela que Dinamarca sobresale en dos indicadores concretos: libertad a la hora de hacer negocios y libertad laboral. El primero mide el efecto de la regulación gubernamental sobre las empresas. Este indicador sitúa a Dinamarca en lo más alto del ranking, sólo por detrás de Hong Kong. El índice de libertad laboral, que evalúa el marco regulatorio que rige el mercado laboral de un país, coloca a la economía nórdica en el top 6 a nivel mundial. La fuerte correlación entre libertad laboral y bajas tasas de desempleo explica por qué Dinamarca tiene una de las tasas de desempleo más bajas de la UE. El presente artículo tiene como objetivo analizar las condiciones específicas que hacen del mercado laboral danés un ejemplo a seguir en muchos sentidos.

Formación Salarial en el Sector Privado Danés

La fijación de salarios en el mercado laboral danés se lleva a cabo tanto a nivel sectorial (negociación colectiva) como a nivel de empresa. A nivel sectorial, los sindicatos y la patronal negocian incrementos salariales y otros beneficios para los trabajadores. Sin embargo, a nivel sectorial sólo se negocian los salarios mínimos. Los salarios reales se acuerdan en el seno de la empresa y son, en la mayoría de los casos, sustancialmente más altos que los salarios mínimos acordados en la negociación colectiva. Como explica Eurofound,

“Los salarios que se negocian a nivel de empresa son normalmente más altos que el salario mínimo bruto acordado a través de la negociación colectiva. Incluso los salarios de aquellos que se incorporan por primera vez al mercado laboral son más altos que el salario mínimo. La mitad de los empleados que se incorporan al mercado de trabajo en el sector privado reciben un salario inicial que es, como mínimo, un 18% más alto que el salario mínimo acordado en la negociación colectiva […] los incrementos salariales se negocian a nivel de empresa y probablemente sólo unos pocos empleados cobran el salario mínimo.”

Las negociones a nivel de empresa han ganado peso en las últimas décadas en detrimento de la negociación colectiva. De hecho, el porcentaje de empleados que se encuentra bajo el paraguas del llamado sistema de negociación estándar ha descendido desde el 34% en 1989 al 16% en 1994, manteniéndose a este nivel desde entonces. Bajo dicho sistema, los salarios se negocian a nivel sectorial, y a las empresas se les prohíbe modificar los acuerdos alcanzados en la negociación colectiva. En cambio, el sistema de salario mínimo descrito en el párrafo anterior (el predominante hoy en día) sitúa a la empresa en el epicentro del proceso de formación salarial. La negociación colectiva queda, por tanto, relegada a un segundo plano.

¿Qué papel juega el gobierno danés en el proceso de fijación salarial? Ninguno. El gobierno no interfiere en la formación de los salarios. De hecho, ni siquiera existe legislación vigente que establezca un salario mínimo a nivel nacional.

Flexibilidad + Seguridad = Flexiseguridad

El pilar básico en el que se basa el mercado de trabajo danés es la flexiseguridad. Este concepto, acuñado por el antiguo Primer Ministro danés Poul Oluf Nyrup Rasmussen, hace referencia a las dos principales características del mercado laboral en Dinamarca: flexibilidad y seguridad.

En materia de flexibilidad, las indemnizaciones por despido son mínimas. Por ejemplo, un trabajador cualificado que sufriera un despido improcedente hoy recibiría una indemnización de no más de cuatro meses de salario después de haber trabajado diez años en la empresa. Debido a este alto grado de flexibilidad laboral, el 25% de los trabajadores del sector privado cambian de puesto de trabajo cada año. Asimismo, las cotizaciones a la seguridad social son muy bajas (alrededor del 2% del salario bruto del trabajador), creando incentivos a la contratación para los empleadores.

La segunda característica que define al mercado laboral danés es la seguridad. El sistema danés prima la seguridad laboral por encima de la seguridad en el puesto de trabajo. Dicho de otro modo, se da prioridad a impedir que los trabajadores estén alejados del mercado laboral durante largos periodos de tiempo en lugar de blindarles en sus puestos de trabajo actuales. Esto se logra combinando la ya citada flexibilidad con cuantiosas prestaciones por desempleo (hasta el 90% del último sueldo cobrado durante un máximo de cuatro años) y políticas eficaces de recolocación laboral. Sin embargo, estas prestaciones van acompañadas de sanciones en caso de que el solicitante de empleo rechace una oferta de trabajo, desincentivando que los trabajadores permanezcan desempleados durante largos periodos.

Contra el Desempleo, Flexibilidad Laboral

La prosperidad danesa se explica en buena medida por el buen funcionamiento de su mercado laboral. Es sin duda responsable de las bajas tasas de desempleo de las que ha gozado el país en las últimas décadas. La experiencia danesa debería abrir los ojos de aquellos países que se niegan a poner en marcha reformas que liberalicen sus mercados laborales. La evidencia es indiscutible: los mercados laborales más flexibles son aquellos con menores tasas de desempleo. ¿Seguirán los países del sur de Europa el ejemplo danés? España llevó a cabo una liberalización parcial de su mercado de trabajo hace cuatro años y la reforma está dando buenos resultados. ¿Quién será el siguiente?

[/fusion_text][/fullwidth][fullwidth background_color="" background_image="" background_parallax="none" enable_mobile="no" parallax_speed="0.3" background_repeat="no-repeat" background_position="left top" video_url="" video_aspect_ratio="16:9" video_webm="" video_mp4="" video_ogv="" video_preview_image="" overlay_color="" overlay_opacity="0.5" video_mute="yes" video_loop="yes" fade="no" border_size="0px" border_color="" border_style="" padding_top="20" padding_bottom="20" padding_left="" padding_right="" hundred_percent="no" equal_height_columns="no" hide_on_mobile="no" menu_anchor="" class="" id=""][/fullwidth]

Facebook
Google+
Twitter
Reddit
LinkedIn
WhatsApp