Hoy dejo oficialmente mi cargo como Directora Regional de Students For Liberty en España y Portugal.

Después de casi dos años liderando la organización en la península ibérica y cuatro años en total como coordinadora, doy un paso al lado para abrir la puerta a nuevas caras que conducirán SFL desde ahora. Hace poco más de un mes asumí una nueva responsabilidad como subdirectora del Instituto Juan de Mariana (IJM) y, con tristeza, decidí abandonar todas mis responsabilidades en SFL.

Como ya anuncié en el pasado Liberty Fest, María Claver, ex presidenta del grupo local de Barcelona y graduada en ADE por la Universidad Pompeu Fabra, asumirá el relevo. Pero también seguirán al mando Sara Sánchez, Coordinadora Nacional para España, y Álvaro Pavón, Presidente de la Junta Directiva de la península; quienes sin lugar a dudas sabrán rodearse del mejor equipo posible.

Pero antes de terminar, me gustaría hacer un ejercicio evaluador de estos años. Recuerdo que el primer retiro de coordinadores en el que participé (en Gummersbach, como no), no teníamos ni estructura sólida en España, sino algunos grupos desperdigados por la península y sin mucha coordinación. Cuatro años después tenemos más de 20 grupos, más de 30 coordinadores y más de 500 miembros. De hecho y como todos sabéis, la Regional Conference de 2017 acogió a nada menos que 630 asistentes.

SFL ha vivido un crecimiento inesperado en los últimos dos años y gestionar eso no ha sido tarea fácil. Una estrategia centrada en la expansión territorial y el aumento de las organizaciones colaboradoras han sido claves en su éxito. Pero no nos engañemos, toda estrategia necesita de un buen equipo que sepa implementarla, y durante estos años yo he contado con el mejor. No solo Bruno Pinela, Bernardo Almeida, Óscar Guinea y, por supuesto, Carlos Tuñón, me dejaron un buen legado; sino que compañeros como Sara, María, Laura, Mireia, Manu, Rubén, Adrián, David, Juanky, Jorge o Dani, y todos los que han llegado después, que hicieron de este proyecto algo muchísimo más grande. Y como no, mi incondicional Álvaro.

SFL no solo ha sido mi “trabajo” en estos años, sino también ha sido mi familia. Por eso y pese a todo, en SFL solemos decir que uno no puede simplemente dejar la organización. SFL ha sido una parte fundamental de mi vida durante estos años y nunca dejará de serlo. Por lo que pienso continuar apoyando a los cientos de jóvenes, que como yo, siguen difundiendo las ideas del liberalismo por toda España.

¡SFL es simplemente algo increíble que solo unos pocos tienen la oportunidad de vivir! Gracias por darme la oportunidad de ser parte de esto.

Facebook
Google+
Twitter
Reddit
LinkedIn
WhatsApp